Un estadio para 55.000 espectadores genera el 100% de la energía que consume

El Estadio Nacional de Kaoshing  en Taiwan es un modelo de sostenibilidad al ser alimentado exclusivamente por por 8.844 paneles solares situados sobre una espectacular cubierta que simula el cuerpo de un dragón.

La instalación se distribuye en los 14.155 m² de un techo sinuoso y es capaz de generar la energía que requieren las 3.300 luces y 2 pantallas jumbo del estadio.

El estadio tiene un diseño respetuoso con el ambiente que incluye pavimentación permeable y el uso de materiales locales, que además son reutilizables. La construcción abarca unas 19 hectáreas de las que 7  se han destinado al desarrollo de áreas verdes públicas con senderos para bicicletas, parques y un estanque ecológico.