Un estadio para 55.000 espectadores genera el 100% de la energía que consume

El Estadio Nacional de Kaoshing  en Taiwan es un modelo de sostenibilidad al ser alimentado exclusivamente por por 8.844 paneles solares situados sobre una espectacular cubierta que simula el cuerpo de un dragón.

La instalación se distribuye en los 14.155 m² de un techo sinuoso y es capaz de generar la energía que requieren las 3.300 luces y 2 pantallas jumbo del estadio.

El estadio tiene un diseño respetuoso con el ambiente que incluye pavimentación permeable y el uso de materiales locales, que además son reutilizables. La construcción abarca unas 19 hectáreas de las que 7  se han destinado al desarrollo de áreas verdes públicas con senderos para bicicletas, parques y un estanque ecológico.


Conversión de un edificio del siglo XVII en centro cultural de consumo casi nulo

El Instituto Santa María del Rosario, en Cádiz, será convertido en un centro de actividades culturales y sociales cuyo consumo energético será casi nulo.

El proyecto  incorporará las tecnologías más novedosas desde el punto de vista del ahorro y la eficiencia energética que facilitan la climatización y refrigeración del inmueble de manera natural y es la primera rehabilitación de estas características que se va a realizar en Europa

Además se incorporará una cubierta solar fotovoltaica para la producción de energía limpia para el consumo del edificio. El inmueble estará domotizado para controlar las condiciones de temperatura y humedad de las salas que albergarán obras de arte.

Este proyecto  tiene como premisa  el máximo respeto a la estructura del edificio histórico. El objetivo es recuperar este céntrico edificio para convertirlo en un centro cultural que acogerá los fondos de la colección pictórica contemporánea de la Diputación, y se ofrecerá además como un espacio de encuentro y de realización de actos de ámbito cultural y social.


Lyon tiene el primer barrio sostenible certificado en Francia.

Categoría: Sostenibilidad

La ciudad de Lyon lleva adelante desde hace 17 años un proyecto de renovación urbana que ha convertido  una zona industrial degradada en el primer barrio sostenible certificado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF ) de Francia.

 

El área está localizada en la confluencia de los ríos Ródano y Saône. Bajo el nombre de Lyon Confluence conjuga  gran cantidad de espacios públicos, mezcla de estratos sociales, eficiencia energética, un sistema de transporte limpio y  correcta disposición de residuos.

Este emprendimiento es un ejemplo mundial en materia de planificación urbana con enfoque sustentable.

Esto ha permitido el crecimiento urbano  sin expandirse sobre las áreas rurales aledañas, duplicando el tamaño del centro metropolitano.

 

Sobre una superficie de 70 hectáreas, 22,5 son destinadas a espacio público. Donde han sido plantados 3.280 árboles. El 60% de los espacios aledaños al río Saône fue convertido en parques, lagos y jardines acuáticos con 2,3 kilómetros de vía apta para caminar o circular en bicicleta.

16 líneas de buses y 4 estaciones de tranvía conectan a la Confluence con el resto de la ciudad.

El 55% de la electricidad proviene de paneles solares. Los paneles solares ubicados en el techo de la estación ferroviaria generan1MW al año para abastecer a 290 hogares. Se prevé una reducción del 50%  en el consumo de agua hacia 2030.

Al finalizar el proyecto, en 2025,  Lyon Confluence tendrá 16.000 habitantes de los que el 33% serán menores de 35 años.


El impacto del coronavirus en el ambiente

La crisis del coronavirus reduce la contaminación pero abre grandes dudas sobre las posibilidades  de llevar adelante las acciones para alcanzar los objetivos a mediano y largo plazo. Expertos opinan que puede comprometer las inversiones globales en energía limpia y debilitar los objetivos ambientales de la industria para reducir las emisiones.

La  Agencia Internacional de Energía (IEA) está instando a los gobiernos a ofrecer paquetes de estímulo económico para inversiones en energía limpia.

Entre los primeros datos que se conocen los analistas de energía limpia de BloombergNEF  han reducido su pronóstico para la demanda solar global este año. En todo el mundo están hablando de retrasos en producción y proyectos

Entre los primeros datos que se conocen los analistas de energía limpia de BloombergNEF  han reducido su pronóstico para la demanda solar global este año. En todo el mundo están hablando de retrasos en producción y proyectos.

Las emisiones caerán a corto plazo, pero la acción climática se ralentizará. Si las empresas se ven afectadas, pueden retrasar o incluso cancelar las inversiones en desarrollos sostenibles. Tal el caso de las compañías aéreas que representan del 2% al 3% de las emisiones globales de CO2.

EEUU ha planteado asistir a las industrias más afectadas y ofrecer préstamos a bajo interés a los productores de petróleo y gas. No se habla de ofertas similares para las compañías de energía limpia, cuyos objetivos se verán gravemente afectados.